Inicio > Publicaciones
Reporte de Estados Financieros bajo IFRS 
El proceso incrementó en un 46 por ciento en el patrimonio de la Compañía a diciembre del 2008 (69.441 millones de pesos).

Si bien las IFRS significaron una nueva forma de medir y presentar las operaciones de la empresa, implicaron mucho más que un cambio contable, ya que estas normas modifican también ciertas formas de trabajo e involucran a toda la organización.

A las 23 horas y 57 minutos del día sábado 30 de mayo pasado, el Grupo de Empresas Emel ingresaba al sistema de la Superintendencia de Valores y Seguros los últimos informes (Fecus) con los estados financieros reportados bajo el modelo contable internacional, IFRS. El plazo de entrega vencía ese mismo día a las 12 de la noche. Después de aproximadamente un año de trabajo constante y dos semanas de intensa labor con trasnoche incluido, este equipo al fin había cumplido con este importante desafío.

Ariel Casas, jefe de contabilidad y coordinador del Grupo de Empresas Emel para IFRS, recalcó que desde ahora en adelante los estados financieros ya no son una tarea exclusiva del área contable, sino que de la Compañía, ya que con estas normas se le da responsabilidad a la unidad que genera la información, tanto en los cálculos y las revelaciones de las notas. “Por ejemplo, el área de Cobranzas es la que tiene que establecer las políticas de cobranzas, calcular los incobrables y visualizar si esa política puede o no ser cambiada. El área de Operaciones es la responsable de entregar los datos para el activo fijo (VNR, vida útil, valores residuales, etc.). La Gerencia de Finanzas tiene que confeccionar la Nota de Riesgo y Control de Gestión el análisis razonado”.

Si bien, el reportar bajo las normas contables internacionales fue una tarea intensa y agotadora, la mayoría calificó esto como una experiencia de aprendizaje, donde se pudo apreciar el valor del trabajo complementado basado en las directrices generales que proporcionó CGE..

Para Carmen Gloria Gutiérrez, Jefa de Activos Fijos, “el trabajo en equipo fue indispensable para el logro del objetivo como el compromiso de cada uno de los integrantes del grupo. Muchas veces en Activos Fijos nos vimos enfrentados a problemas y dudas lo que fueron resueltos con profesionalismo por parte de todas las áreas”.

Carlos Lillo, de Estados Financieros, donde el 80 por ciento del personal contaba con un diplomado en IFRS, destacó el compromiso y la capacidad de todos quienes integraban el grupo de trabajo.

Daniel Muñoz, de la unidad de Impuestos, señaló que “es fundamental que todos tengamos conciencia que pese a que cada uno ve un pedacito de todo esto, debemos tener una visión global del trabajo. Esto sirvió, por ejemplo, para que los demás se dieran cuenta que a nosotros como impuesto nos afecta todo lo que ellos hacen”.

El equipo del Grupo de Empresas Emel para IFRS superó esta primera e importante prueba con una evaluación positiva del proceso. Ya comenzó el trabajo para los reportes que se entregan en agosto, claro que con la experiencia de la primera vez y las decisiones más importantes ya tomadas, sin duda, lo que se viene de aquí en adelante ya se encuentra pavimentado.